Personal / Vicious

AMISTAD

“Se trata del cambio y del poder para cambiar. Se trata de la metamorfosis y de la evolución. Se trata de apegarte a tus balas y de tener mano dura. Se trata del ahora, no del mañana. Se trata de reconocer tu potencial. Se trata de dudar de uno mismo y de los demás. Se trata de las decisiones que tomamos. Se trata de encontrar la poesía y evadir el cliché. Se trata de ser la solución, no el problema. Se trata de mostrar debilidad para ser fuerte. Se trata de hurgar entre la mugre para encontrar diamantes. Se trata de reivindicar tu derecho de pensar lo inaceptable. Se trata del aburrimiento y de las cosas que hacemos para desviarlo. Se trata de estar contigo mismo para poder estar con otros. Se trata de saber qué significa ser humano y de lo que podría significar un día. Se trata de las partes y de la suma de las partes. Pero sobretodo, se trata del amor, cualquier clase de amor. El amor es la respuesta”. – Savages

La gente no lo entiende. Bien dice esa frase de “En la cárcel y en la enfermedad, se conoce a los amigos” y la decepción es uno de los sentimientos más horribles que he experimentando en los últimos tres años. No hay algo que más haya llorado (aparte de un trabajo estable) que por gente que de verdad he apreciado sus cualidades y defectos y que de la nada, me han dado la espalda de la manera más baja blasfemando entre mis conocidos e inventando cada pendejada que hasta yo misma he dicho “¿es neta?”.

Acepto el ser una persona difícil, “loca”, e inclusive arrogante por tomar decisiones sin avisar (ni modo, soy ser humano y tengo defectos), por elegir a quien SI quiero y a quien NO quiero y dar un punto y aparte en mi vida a quienes les brinde un cariño y RESPETO especial. Honestamente es muy feo y cansado darse cuenta que uno no recibe esa reciprocidad por parte de quienes llegué a sentir empatía y admiración, además, no permito que me señalen como una mediocre sólo por el hecho de no estar en el mismo status que han logrado mis contemporáneos. No es fácil deshacerte de cualquier tipo de contacto con todos ellos y tener que topártelos en algún concierto y rogar en que no te dirijan la palabra por más doloroso que sea.

Todo eso me ha generado un fuerte conflicto emocional que hasta me hizo sentir miserable, ya que por lo general siempre era yo quien los buscaba, que los saludaba y más sin embargo, era muy muy rara la vez que me buscaran a mi.

de976332e355dbac8dc6ec50bc6c8632

Darme cuenta de esta situación, me transtorno demasiado y me hizo perder de mi propia realidad de una manera densa, pero aún así, ante mi soledad y lágrimas, me decía siempre: “Mariel: quienes te quieran te aceptarán tal como eres. No mereces rodearte de gente que te muestra una cara distinta a los demás. Que te mandan amor y bendiciones y a los cinco minutos, te mientan la madre diciéndote hasta lo que no. Que sólo te buscan cuando necesitan algo y cuando te los topas, te desconocen. ¡Basta! Ellos no son ley con el corazón, tú tienes valores y quienes te comprendan, ellos serán los que merecen estar a tu lado”.

He sentido que el significado de la amistad está muy devaluada a últimas fechas y se canaliza más al ver quien te puede dar ticket gratis a un concierto, quién te da la “oportunidad” de cubrir un evento, quién te hace el paro de entrar a la fiesta del momento, quién te ayuda a tener empleo en el lugar más chingon de la ciudad o quién te sonsaca en echar unas chelas y ponerte hasta la madre nomás porque si.

No. La amistad va más allá de estas superficialidades. Para mi representa en saber escuchar (y que me escuchen), compartir un pedazo de pan, tener esa atención de desearle un buen día, saber cómo están, ser sabio a la hora de dar un consejo cuando te lo pidan, acordarte de su cumpleaños sin la necesidad de las notificaciones que te da Facebook, rezar y pedir por ellos y su bienestar, dar muestras de cariño como un abrazo o una sonrisa, hacerles saber que te tienen en los momentos más difíciles, compartir risas y momentos que te hicieran recordar lo genial que te la pasas con ellos a su lado, pero sobretodo, LA RECÍPROCIDAD.

Hoy en día, he ido desconociendo a más personas y lo único que me resta es enviarles bendiciones y agradecerles por TODO LO BUENO que me otorgaron. Sepan que no tengo ningún tipo de odio o rencor, esos sentimientos no me pertenecen, pero no me busquen más. Solo espero que cuando aprecien a alguien, no les haga lo mismo como lo que me hicieron a mi “sin querer” y que ni cuenta se dieron… El karma existe y todo lo que se hace, se paga.

Ilustración: Taira Rice (Home) / Quino (Mafalda)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s